Liposucción, ¿cómo funciona?

La eliminación de grasa y la pérdida de peso no son iguales, en consecuencia, hay diferentes maneras de lograr cada uno.

Usted puede bajar de peso, y aún sí presentar acúmulos de grasa en ciertas zonas. Es entonces cuando la liposucción puede ser sugerida como procedimiento para eliminar esos acúmulos.

¿Cómo funciona la liposucción?

—Si bien hay varios tipos de liposucción, la mayoría implican el uso de cánulas de diferentes tamaños (pequeñas) unidas a un sistema que succiona y extrae la grasa no deseada.

¿Qué se hace?

—La liposucción modificará su silueta mediante la eliminación de grasa que ha sido resistente a una dieta sana y al ejercicio. En consecuencia se obtendrá un diferente contorno corporal y la ropa se ajustará de manera diferente.

—La liposucción deja pequeñas cicatrices (3-4 mm), las cuales son mucho menores que el resto de los procedimientos de contorno corporal. Estas incisiones quedarán en zonas de pliegues o en lugares discretos donde se puedan ocultar.

Para quienes piensan que la liposucción es la respuesta a todas sus frustraciones.

—La liposucción no es un tratamiento para la celulitis, ya que no va a modificarla. Para dar un manejo de celulitis hay que considerar otras soluciones.

—La liposucción no evita la grasa en forma indefinida. Los embarazos, la edad y el aumento de peso después del procedimiento van a alterar los resultados originales. A pesar de que algunas de las células de grasa se han eliminado quirúrgicamente, las células grasas restantes pueden aumentar de tamaño como resultado de la mala alimentación o la falta de ejercicio.

—Solo la grasa subcutánea es la que se puede eliminar. La grasa visceral no se elimina ni se reduce, ya que se encuentra por dentro de la pared abdominal. En la mayoría de la gente el 90% de la grasa es subcutánea, misma que se manipula en la liposucción.

—Es importante saber el tipo de grasa que tienes, no solo para tener una expectativa de los resultados de la liposucción, sino porque la grasa visceral es la que aumenta el riesgo de padecer enfermedades del corazón, diabetes, presión alta, etc.

—La liposucción no altera la laxitud de la piel. Si usted presenta buena elasticidad, la piel será capaz de retraer y adaptarse a su nueva silueta. En caso contrario puede ser necesario extirpar quirúrgicamente el exceso de piel.

Al consultar con su cirujano plástico certificado, él o ella discutirá todos los factores que hemos mencionado para lograr el objetivo estético buscado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.