Etapas de recuperación en el aumento glúteo con grasa

No es ningún secreto que la popularidad del aumento de glúteo va en aumento. En los últimos años se ha reporta un incremento del 28%. El aumento de glúteo o “brazilian butt lift” es un procedimiento en el que utilizamos la grasa de una persona para aumentar y dar forma a los glúteos. La liposucción se realiza para eliminar la grasa de otras partes del cuerpo, ayudándonos a mejorar la silueta, para inyectarla en los glúteos. El objetivo es mejorar la apariencia y la elevación, obteniendo un perfil más sensual.

Recuperación inicial

Inmediatamente después del procedimiento, la paciente puede esperar tener moretones e hinchazón en las áreas donde se realizó la liposucción. El dolor puede ser manejado con medicamentos. Cada paciente se recupera de manera diferente de la cirugía, pero la mayoría de las veces se espera que al primer o segundo día pueda estar caminando. Es esperado que a través de los puntos de incisión drene el exceso de líquido. No se alarme si está teñido de sangre, ya que esto es normal y cesará unos días después de la cirugía.

Prenda de compresión

Después de la cirugía, la paciente vestirá una prenda o faja de compresión especial, para tratar las áreas de liposucción. Se recomienda el uso de la faja por 6 semanas. Esto también ayuda a minimizar la hinchazón, disminuir el malestar y ayudar a la retracción de la piel.

Manejo en los Glúteos

Uno de los consejos de recuperación más importantes con respecto a la cirugía de levantamiento de glúteos es no sentarse directamente sobre sus glúteos por lo menos seis semanas después del procedimiento. A menudo se aconseja que duerman sobre su estómago o de lado, y si tiene absolutamente que sentarse, se recomienda usar una almohada detrás de sus piernas. Esto es muy importante para lograr resultados duraderos, ya que sentarse directamente sobre los glúteos puede afectar la circulación sanguínea en el área y destruir las células de grasa transferidas. Aunque debe señalarse que hasta el 40% de la grasa transferida puede no sobrevivir, independientemente de si un paciente se haya sentado o no. Después de las primeras seis semanas de recuperación, es importante evitar sentarse durante períodos prolongados de tiempo. También es importante dormir boca abajo si es posible.

Reanudación de actividades

Inmediatamente después de la cirugía, deben evitarse las actividades de alto impacto, especialmente cualquier tipo de rebote. Después de un mes, se pueden realizar actividades ligeras, como caminatas rápidas. Dependiendo de lo bien que uno responda al procedimiento, la mayoría de los pacientes pueden volver a sus actividades normales de seis a ocho semanas después de la cirugía. Después de que las células de grasa se han estabilizado, las actividades más vigorosas pueden reanudarse, ya que deben ser capaces de soportar el impacto de los ejercicios de queman de grasa como correr. Es importante escuchar todas las instrucciones postoperatorias proporcionadas por su cirujano plástico para ayudar a que los resultados finales le proporcionen un contorno estético agradable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.