El aumento de senos: Realidad vs ficción

La mayoría de las mujeres se realizan la siguiente pregunta antes de pasar por un quirófano, “¿debo o no debo realizarlo?”. Antes de considerar cualquier cirugía estética, es importante conocer las ventajas y desventajas. Decidir a realizarse un procedimiento puede ser bastante difícil si antes no conoces la larga lista de mitos comúnmente asociados.

El aumento de senos, una de las cirugías más comúnmente realizadas, puede ayudar a mejorar la confianza de una mujer, pero,  ¿Puede producir cáncer de mama?, ¿Tendrán fugas los implantes?, ¿Se sentirán naturales?. La respuesta para la mayoría de los mitos relacionados a esta cirugía es NO, sin embargo es recomendable preguntarlo y platicarlo con su cirujano plástico.

Las mamas se verán antinaturales: FALSO

Una cirugía que se realiza de manera correcta, no dará lugar a pechos poco naturales. Lo importante es elegir al médico adecuado, uno que esté certificado por el consejo mexicano de cirugía plástica. A partir de ello y con previa valoración se elegirá el implante más adecuado para cada paciente de acuerdo a la edad, peso, altura, tamaño y anatomía de la mama, así como el plano anatómico más adecuado para recibir el implante. Todo para dar el aspecto más natural.

No seré capaz de amamantar: FALSO

Uno de los mitos más comunes asociados a la cirugía de mama es que la paciente no será capaz de amamantar. Actualmente no existe ninguna evidencia médica que indique que los implantes mamarios interfieren con la capacidad de lactancia. Con o sin implantes, algunas mujeres no pueden amamantar.

Los implantes son para toda la vida: FALSO

Generalmente los implantes no tienen que ser sustituidos a corto plazo, sin embargo cabe recordar a las pacientes que entre más tiempo cuente con los implantes, puede requerir un recambio para modificar el resultado estético, como el tamaño o la forma de la mama. La duración varía de acuerdo a cada paciente.

Los implantes de mama aumentan el riesgo de cáncer o problemas reproductivos: FALSO

La evidencia actual no respalda una asociación entre los implantes de senos y alguna de estas condiciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.