PROCEDIMIENTOS MAMARIOS
Reducción
Una reducción de mamas, también conocida como mamoplastia de reducción es un procedimiento quirúrgico para reducir el tamaño y mejorar la forma de las mamas. Habitualmente, las mujeres que son candidatas para este tipo de procedimiento tienen síntomas físicos relacionados con el peso o la forma de sus mamas. Estos síntomas incluyen dolores de espalda, del cuello y estrías en las mamas, incluso surcos en las zonas de los hombros donde se apoyan los tirantes del sujetador. Las incisiones variarán dependiendo del tamaño de la mama previo a la operación y del tamaño de la mama final después de la operación. Se realiza una incisión alrededor del pezón y la aréola, acompañada de otra incisión vertical desde la aréola hasta el surco submamario, acompañadas o no de una incisión horizontal en el pliegue bajo la mama. En algunos casos, para reducir mamas muy grandes, el pezón y la aréola pueden tener que extirparse quirúrgicamente y ser reimplantados posteriormente. Extirpar y reimplantar el tejido del pezón o la aureola provoca la pérdida de sensibilidad en el pezón y la incapacidad de dar el pecho (lactancia).
beneficios

Beneficios

  • Sus pechos estarán en mejor proporción con su cuerpo y se sentirán más firmes.
  • La cirugía aliviará el dolor de cuello, espalda y hombro.
  • Mejora la respiración y el poder realizar ejercicio.
  • Su ropa le quedará mejor y se sentirá más confiada acerca de su apariencia.
sobre cirugia

Sobre la Cirugía

  • La intervención suele durar entre 2 y 4 horas dependiendo de la técnica elegida y el tamaño de las mamas.
  • La intervención se suele realizar con anestesia general acompañada de anestesia local.
  • Las reducciones de menor tamaño pueden realizarse bajo sedación intravenosa sin necesidad de anestesia general.
recuperacion

Recuperación

  • Normalmente, se necesitan 2 semanas para la recuperación.
  • La mayoría de los pacientes recuperan su ritmo normal en dicho periodo de tiempo.
  • Se recomienda no realizar actividades físicas exigentes hasta pasadas entre 3 y 6 semanas posteriores a la operación.
  • Es necesario llevar una prenda especial alrededor de 4 a 6 semanas.
  • Pequeños tubos delgados pueden ser colocados temporalmente para drenar el exceso de líquido o sangre.
No esperes más, logra el cambio que deseas.PIDE UNA CITA